martes, 8 de abril de 2008

Condemn


Cuando retiraron los Swords to Plowshares dejaron al blanco sin una de sus armas más potentes, una carta capaz de eliminar una criatura por un único maná.

Este vacío lo llena el Condemn, aunque con dos importantes variaciones. La primera es que la criatura debe estar atacando, con lo cual se convierte en un arma defensiva, mientras que en el otro caso se podía utilizar para eliminar una criatura que estuviera defendiendo.

En segundo lugar, que en lugar de retirar del juego la criatura objetivo, la pone en el fondo de la baraja. Desde luego no es tan efectivo, aunque de igual forma sirve para librarse de las criaturas indestructibles. El problema con esto es que las barajas que juegan al agotamiento de mazo pueden tener una pequeña pero importante ventaja.

Por otra parte, tiene el inconveniente de dar vida al rival. Esto puede ser un problema muy grave si se juegan los cuatro Condemn con los cuatro Swords to Plowshares. Matar al rival en este caso se puede convertir en una misión imposible.

2 comentarios:

hipnox dijo...

No discuto que sea buena carta ni su utilidad, pero "odio" las cartas que solo pueden hacer objetivo a la criatura cuando esta atacando, y es que muchas criaturas muy molestas, precisamente no atacan nunca, madre de las runas por poner un ejemplo.

Saludos

Juzam Djinn dijo...

Estoy de acuerdo contigo, pero es una de las pocas formas que tiene el blanco de matar criaturas, junto con la Wrath of God y el Oblivion Ring, así que en una monocolor blanca, por ejemplo, puede ser muy útil.