viernes, 12 de junio de 2009

Nicol Bolas, Planeswalker


Sin duda es el Planeswalker más salvaje que hay y si lo bajas, tienes medio ganada la partida. Si lo bajas.

Porque el amiguito cuesta 8 manás de jugar, y además son de tres colores diferentes. Y mi tricolor favorita desde luego no es roja negra azul.

Pero vaya pedazo de carta una vez jugada. Entra con 5 contadores. Sumándole tres destruye un permanente que no sea criatura, restando dos controla una criatura, y atención, porque restando nueve, le hace 7 de daño a un jugador, le obliga a descartar 7 cartas y a sacrificar 7 permanentes... o sea, que te gana la partida en 3 turnos, siempre que seas capaz de bajarlo y de defenderlo y que el otro no tenga un Imperial Mask.

Cuando te juegan esto, rezas por que la próxima carta sea un Celestial Purge...

6 comentarios:

Juzam Djinn dijo...

Por cierto gente, me voy de vacaciones, así que estaré un par de semanas sin publicar :-(

Espero volver con las pilas cargadas

Palmax dijo...

Yo prefiero Ultimátum cruel.

Juzam Djinn dijo...

Es de la misma categoría de cartas... si consigues llegar a jugarlas has ganado, ahora, intentalo contra una peta tierras.

Light7 dijo...

el ultimatum al menos se puede combinar con spellweber helix y una carta con retrace por ejemplo

Brujo dijo...

felices vacaciones juzam!
no olvides de traer alguna wheel of fortune o wheel of fate en su defecto para tus lectores =)
saludos!

hipnox dijo...

que te vayan bien las vacaciones Juzam! por aqui estaremos cuando vuelvas!!