miércoles, 7 de abril de 2010

Quest for the Nihil Stone


A pesar de que siguen saliendo sucedáneos, desde luego, mis cartas favoritas para hacer daño en una baraja de descarte son The Rack y Megrim.

Dentro de lo que cabe, este no está mal, después de todo solo cuesta un maná, y solo necesita dos contadores, que se pueden poner fácilmente.

Lo malo es que solo hace daño cuando el contrario empieza el turno sin cartas, por lo que debemos mantener la presión.

Lo bueno es que cuando hace daño, son 5, y eso quiere decir que en cuatro turnos podemos acabar con él.

2 comentarios:

Light7 dijo...

es complicada de resolver pero 4 turnos acabas una partida por 1 mana... estaria bien verla en algun mazo

Señor X dijo...

Si tienes la suerte de jugar un latigazo mental en el segundo turno que le descarte toda la mano, le haces un destrozo muy serio. Creo que meteré dos de estas en mi mazo de descarte